03 de diciembre de 2012

Hola holita!

No me habían comido los zombis. Lo digo porque es lo primero que yo habría pensado si alguien desaparece durante mucho tiempo. Tampoco he desaparecido durante mucho tiempo así que las posibilidades eran bastante bajas, pero aún así lo digo.

La tecla “o” no me funciona muy bien así que si me salto alguna, no es mi culpa.

Estos últimos días he hecho cosas variadas como ir a Ikea, estudiar o asistir a fiestas de cumpleaños. Lo normal.

Peero… ¡ha nevado! Cosa que aquí también es normal, aunque a mí me emociona.

Empezaré por el principio.

El miércoles estuve estudiando, y por la noche fui a cenar a casa de mi tía con mi abuelo.

El jueves estuve estudiando all day long, nada más.

El viernes fui con mi abuela a Ikea. Hacía mucho frío y había mucha niebla. Me compré dos cosas:

frusen-set-de-scrapbooking__0153348_PE311692_S4Un set de scrapbooking para decorar regalos y cosas variadas y…

IMG_0695Un precioso osito de peluche. Detrás está el calendario de adviento, que lo empecé el viernes porque era el día 1.

También comimos en Ikea:

IMG_20121130_124427Acabé con un ligero empacho pero valió la pena… Ay qué rico estaba todo :__)

Después de Ikea me volví a casa y estuve estudiando un rato, bastante estresada.

El sábado quedé con mi abuela para ir a dormir a su casa y así al día siguiente ir juntas al cumpleaños. Así que tras una mañana de estudio intensa, me fui a casa de mi abuela, cenamos y a dormir. Antes de dormir y todo eso, mi abuela me regaló mi letra de chocolate:

IMG_0694

El domingo por la mañana, tras una noche de ronquidos y truenos, me desperté y miré por la ventana.

IMG_0691

Había… ¡nieve! No en cantidades grandes pero nieve, y estaba nevando y era precioso. Nieve. Sí señor.

IMG_0692La nieve es muy bonita de mirar, sobre todo si estás dentro de casa calentita con los pies secos y una manta encima. Pero como teníamos que coger un tren, nos vestimos y salimos a la calle. Ahí la nieve no mola tanto, porque entre que se derretía, se llenaba de barro y te congelaba los pies… Pero se lo perdoné.

Cogimos un tranvía y un tren y llegamos a casa de mis tíos (el tren no nos dejaba justo delante, había que andar un poco, y cuando llegamos estaba nevando de nuevo!) y allí fue el cumpleaños. Comí mucho y muy bien, las tartas eran preciosas, casi gané al Trivial (y que conste que no gané porque había palabras que no sabía traducir) y luego cogimos el tren de vuelta, un bus y a casita a dormir. Por la noche me puse malita y tenía muchas ganas de vomitar pero al final se me pasaron y nada.

Esta mañana cuando me desperté también estaba nevando, pero paró antes de las 11.

Me he pasado el día estudiando y pienso hacer lo mismo hasta el viernes.

Así que pasadlo bien por mí que yo no puedo.

Besis,

Raquel.

 

27 de noviembre de 2012

Hello everybody de nuevo!

Estos días no he actualizado porque han venido a visitarme Aguda, Pablo y Jose. Han sido muy adorables y esto es lo que ha pasado:

Jueves 22: estuve estudiando un rato por la mañana y por la tarde esperaba a que me dieran un toque para ir a recogerles a la gare du Midi. Como no me dieron bien el toque, al final acabé recogiéndoles en Madou (llegaron ellos solitos, son muy inteligentes) y nos volvimos a casa a… creo que cenamos y dormimos, no hicimos nada grandioso ese día, al menos que yo recuerde.

Viernes 23: nos levantamos temprano, yo más que ellos, y estuve estudiando una hora más o menos. Cuando ya todos estuvimos levantados y listos, nos fuimos al centro, y estuvimos viendo aquello. Comimos en el McDonalds:

Comida sana

Comida muy sana. Luego seguimos paseando por allí y por allá y antes de que se hiciera de noche volvimos a casa porque los hombres se iban a Gante esa noche y tenían que recoger sus cosas. Una vez se hubieron ido, Águeda y yo me parece que cenamos un té y vimos dos pelis. Luego a dormir.

Sábado 24: nos levantamos temprano más o menos y fuimos al Carrefour a comprar el desayuno y cosas para comer (que luego se gastaron casi todas en una sola cena xD), desayunamos en la puerta como dos vagabundas y a la vuelta encontramos un sitio otoñal en el que hacernos fotos divertidas:

Esta vez no nos robaron ningún zumo. Llegamos a casa, soltamos la compra y salimos de nuevo a esperar al tranvía, porque nos íbamos de excursión. Cuando estaba a punto de llegar el tranvía, Aguda se dio cuenta de que nos habíamos dejado el almuerzo en casa, así que tuvimos que volver corriendo. Pero lo conseguimos (en realidad conseguimos llegar antes del siguiente tranvía, no del mismo, eso habría sido flipante). La excursión era al Atomium. Al llegar hacía viento y frío, fuimos corriendo a comprar las entradas y nos metimos dentro. No había ni cola! Fue muy bonito y era todo futurístico.

Al salir del Atomium fuimos al parque precioso que hay al lado. Estábamos maravilladas con el paisaje, entonces Águeda se asomó a un puente y vio un hombre tocando la zambomba felizmente. Lo ignoramos y nos hicimos un par de fotos y cuando nos íbamos del puente… el hombre estaba ahí y nos había visto. Salimos corriendo para alejarnos de él y como había otro chaval no nos preocupamos demasiado. Encontramos un banco al lado de unos árboles y nos pusimos a comer. Entonces el otro chaval nos pidió tabaco pero no teníamos y se fue. Al rato de estar comiendo, Aguda me dice de repente que el hombre de la zambomba está en el banco de enfrente. Con la comida en las manos y las bocas, salimos corriendo de nuevo, y nos sentamos a terminar en otro banco, pero esta vez delante de un montón de gente, que estaban haciendo unas fotos de boda. Cuando acabamos nos fuimos al tranvía otra vez no sin encontrarnos al chaval del tabaco que también nos estaba persiguiendo o algo así. Al llegar al centro estabamos cansadas ya, pero fuimos a ver la tienda preciosa y a llorar un poco dentro. Pensábamos ir al cine con mi tía, pero resultó que ella iba al cine que está cerca de su casa, no al del centro, y no nos apetecía volver hasta lo del Atomium otra vez ya que habíamos estado todo el día de aquí para allá y a mí me dolía la rodilla bastante, así que nos compramos un gofre y a casita. Cenamos fideos y vimos más pelis (la cenicienta 2 y Sqweegel y puede que fuera al revés). Luego a dormir, pero esta noche con las cortinas abiertas porque el maldito Sqweegel da mucho miedo.

Parque feliz

Río de la zambomba

Árboles bellos

Domingo 25: nos levantamos casi tarde, o temprano, la verdad es que no lo recuerdo, y aunque en un principio íbamos a estudiar, no lo hicimos. Fuimos a buscar pasteles, porque era el cumple de Hose, pero como eran muy caros, le hicimos un montaje pastelero con weikis, mikados, velas y cosas bonitas. Nos quedó muy majo. Luego preparamos espaguetis con salchichas y nos los comimos. Por la tarde estuvimos pensando un plan para darle una sorpresa a Jose y vimos más pelis bonitas. Le hicimos un mapa del tesoro y le pusimos una piruleta de princesas Disney como premio. Cuando llegaron lo pusimos a buscar pistas y luego la sorpresa de verdad que era la tarta-weikis. Cenamos y festejamos y nos contamos las historias verdaderas y falsas del fin de semana. Luego vimos Sqweegel otra vez y nos fuimos a dormir porque al día siguiente tocaba madrugar.

Tarta apagada

Tarta derritiéndose

(Perdón por la cutre-calidad-móvil).

Lunes 26: nos levantamos una hora más tarde de que sonara el despertador. Corrimos a preparar los bocadillos y a llenar los botellines de agua y salimos a la gare Centrale. Queríamos ir a Brujas. Los billetes al final nos costaron 50€ ida y vuelta a TODOS, todos juntos, con el go pass y porque tenemos menos de 26 años y somos guapos. Nos metimos en el tren correcto (a la tercera) y viajecito. Al llegar vimos un canal, comimos, nos hicimos fotos y buscamos el centro. Lo encontramos y había una pista de patinaje, no nos pudimos resistir y allí que nos metimos:

Foto representativa

Pablo se cayó muchas veces, Aguda era una patinadora artística y yo una abuelita del hielo (iba despacito y tardé mucho en soltarme del borde, de hecho hoy tengo agujetas en los brazos de agarrarme tan fuerte). Fue muy divertido aunque los patines me apretaban MUCHO las piernas y creo que me van a salir cardenales feuchos.

Después de patinar fuimos a comprar patatas fritas y Pablo se iba a ir sin sus patatas después de pedirlas de forma espectacular. Hasta los de la fritur se reían… Nos comimos las patatas y empezó a lloviznear y nos fuimos en busca de otra plaza o algo. Luego visitamos muchas tiendas de chocolate, probamos de gratis muchas cosas, dimos muchas vueltas, nos perdimos, volvimos a ver el canal y volvimos a la estación. Allí, debíamos permanecer unidos. Llegamos a casa sobre las 19h y cenamos, vimos una peli de amor y nos fuimos a dormir.

Brujas 1

Brujas 2

Brujas 3

Brujas 4

Martes 27: esta mañana nos hemos levantado a duras penas y nos hemos desayunado. Más o menos. Luego hemos ido al centro y hemos visitado la catedral de santa Gudula la antepasada de Aguda (y la historia de los visigodos expulsados de Bruselas), las galerías de los reyes, el parque de Bruselas, el palacio Real (por fuera), el palacio de la Justicia, el McDonalds y luego Hose y yo nos hemos venido a casa mientras Aguda y Pablo iban a ver la Basílica del Sagrado Corazón/pepino. Luego han llegado a casa, han terminado de guardar las cosas y ya tenían que irse que su avión se iba.

Falta Jose que estaba en mi lado

Les he querido mucho y han sido muy divertidos.

Más o menos (más menos que más porque seguro que se me ha olvidado poner muchas cosas) ese es el resumen de los días que han estado aquí.

Para despedirme, os pongo esta canción:

“Cuando tomas un fruto,

con espinas por fuera,

y te pinchas la mano,

te pinchas en vano!

Tomar espinas con la mano es malo

en vez de la mano se usa siempre un palo!

Mas fíjate bien,

usarás la mano cuando tomes la fruta del banano!”

Hasta pronto!

P.D.: me he dado cuenta de que quedan 3 fines de semana para que vuelva a casa. OH MY!

P.D. 2: no he puesto fotos de nuestros caretos porque somos demasiado guapos.

19 de noviembre de 2012

Buenos días!

Aprovecho un descanso de estudio para actualizar esto.

Este fin de semana he hecho muchas cosas guays y me lo he pasado muy bien. El sábado por la mañana fui a casa de mi abuela a almorzar con ella. Hicimos una quiche de potiron que estaba muy buena y estuve tejiendo con una lana nueva que me compró que es de mil colores y hace como un arcoiris desorganizado. Me ha dicho que me va a hacer un jersey así!! Voy a ser la envidia de la moda. Luego a la tarde mi tía vino a recogerme para llevarme a su casa. Allí fue donde pasé la noche con mi prima. Nos decoloramos las puntas (aunque a mí, como tengo el pelo rojo, no se me decoloró mucho…) y podéis intentar observar el resultado:

Meh

En fin… luego preparamos la cena, yo tenía ganas de comer huevos al nido, a ella no le parecía buena idea, pero cuando vio el mío se le apeteció así que al final las dos comimos eso. Y ensalada. Y patatas fritas. Y luego un rollo de hojaldre y nutella (MUCHA nutella) que hizo que me doliera la barriga un buen rato. Después estuvimos viendo cosas en la tele y nos acostamos. Al día siguiente no madrugué y fue genial. A eso de las 10:30 nos fuimos a un centro comercial que tiene forma de estrella y que es GIGANTE. Se llama Wijnegem Shopping Center. ENORME, en serio. Allí estaba Sinterklaas viendo a los niños y haciéndose fotos. Con los niños, no él solo. Yo también fui a verle. Y me senté en sus rodillas y me hice una foto con él. Qué majo (creo, porque no entendía nada de lo que decía).

Me hace mucha gracia la foto, parce que estamos de pie y que somos enanitas. También me hice una foto con un mono, con una sorpresa por detrás:

Tras ver a Sinterklaas y que no me diera una bolsa con regalos (porque tengo más de 10 años) estuvimos dando una vuelta por el centro comercial, pero obviamente no pudimos verlo todo (creo que harían falta un par de días para poder verlo todo). Aún así me pude comprar algunas cosas entre ellas colorantes, marshmallows, regalos, y más regalos. Espero poder volver algún día. Y si es en rebajas, mejor.

Y esta mañana me ha llegado el tinte rosa! Es precioso y a ver si me lo puedo poner esta semana.

Y por el momento eso es todo. Ahora sigo estudiando (aunque viendo la hora casi que me voy a ir a comer…)

Hasta pronto,

Raquel-más-de-diez-años.

29 de octubre de 2012

Anoche fue la noche de Halloween anticipada. Preparamos platos que tenían una pinta terrible y nos los comimos felizmente porque estaban bastante buenos. Nos maquillamos y estuvimos viendo una película o serie en la tele, pero no era muy enganchante, así que fui a dormir pronto.

Salchimomias.

Cerebros de queso.

Sopa de mocos con ojos cuajados.

Ojos sangrientos.

Dedos de bruja calidad móvil.

Galletas medio quemadas.

Mesa de Halloween.

Iop payaso.

Y más o menos ese es el resumen gráfico de la noche. Estuvo bastante bien, me lo pasé guay.

Esta mañana nos hemos levantado medio tarde y hemos ido al centro a hacer las últimas y primeras compras, hemos comprado los regalos de Saint Nicolas, calcetines, comida y pantalones. No todo para mí, pero casi. Y al llegar a casa he estado haciendo la maleta, que la pobre va a ir casi vacía, y ahora en un rato viene mi abuelo a buscarme, voy a cenar a casa de su hermana.

Hoy hace un frío notable, 6ºC en la calle, y se nota. Llueve un poco y llevo puesto el gorro en la habitación… Echo de menos el verano.

Mañana espero que haga más calor en Málaga.

Ya volveré a actualizar esto cuando vuelva el 12 más o menos. Hasta entonces, felices días.

Raquelita.

 

 

 

27 de octubre de 2012

Hoy que no me llevo la cámara de fotos me encuentro millones de cosas que fotografiar. Así es la vida. En realidad hoy pensaba pasar el día a cubierto, porque prometían frío y tal vez nieve (y prometieron bien) por lo que dejé la cámara en casa. Pues he hecho eso y todo lo contrario (a la vez, no).

Salí de casa sin temperatura (0ºC) y caminé por el lado soleado de la calle hasta casa de mi abuela. Como soy muy friolera, me puse 4 capas de ropa, y mira, en ese momento las agradecí. Llegué, y ya me empezó a sobrar la ropa, pero lo solucioné quitándome el jersey. Toda la mañana muy bien, comimos sopa de fideos de sobre (que le tenía unas ganas muy grandes) y yo había llevado salmón así que sacamos una receta con espinacas, mascarpone y pasta que la verdad sea dicha (y puede que porque lo hiciera yo, cof cof) salió buenísima. De restaurante o mejor. Y de postre profiteroles de chocolate. Maravilloso, en serio.

Comida ya presentada, en plan restaurante.

Como en un principio no teníamos postre, mi abuela me propuso ir a una sala de té de por el centro, y como cerca había un par de tiendas que queríamos ver, salimos a la aventura. Cuando ya estábamos en el tranvía, empezó a caer nieve! Cuajar no cuajó, pero caía del cielo y era muy bonito y hacía frío. Llegamos al centro y fuimos au Pêle-mêle, donde me he comprado un disco de Suede por 5 pavos y me he puesto muy contenta. Luego hemos ido a la sala de té, llamada  “Pepper Mint Tea Room”. Era pequeñita y acogedora y tenían muchos tés y tartas maravillosas:

1 y 2 trozos.

En la foto cutre calidad móvil se ven las tartas que pedimos: una de zanahoria con nata y la otra un cheesecake de speculoos. Qué bueno estaba aquello. Y los tés, uno de cereza y otro de violeta. Me bebí cuatro tazas y salí de allí hecha una fábrica de limonada.

Al salir de allí nos fuimos hacia más el centro centro y pasamos por una tienda que le gusta mucho a todo el mundo aquí que se llama Zig Zag y luego directas a la Rue Neuve a ver si mi abuela encontraba algún jersey. Al final, la que lo ha encontrado he sido yo, uno de rayas muy bonito y suave. Luego un par de tiendas más, un par de visitas al baño y como ya era tarde, había MUCHA gente y hacía calor dentro de las tiendas, nos volvimos a casa. Yo tenía antojo de patatas fritas con mayonesa, y al final las he comido pero caseras, aún me quedo con el gusanillo de írmelas comiendo por la calle mientras la gente me mira con cara de hambre y envidia. Otro día será.

Y nada, ahora estoy muerta de sueño porque me he despertado muy temprano hoy, así que en breve más o menos me iré a la cama y dormiré  hasta mañana una hora más. Y mañana noche de Halloween! Qué hambre. Es que sólo pienso en lo que voy a comer…

Hasta pronto y que la nieve os acompañe.

Raquel.

 

25 de octubre de 2012

Buenos días!

La semana se está acabando, yo cada vez estudio más y el martes volveré a pisar tierra española. Pero aún así no pierdo el tiempo. Me dedico a zampar todo lo que puedo, calidad y cantidad, y así soy feliz. Ya duermo mejor (creo) y estoy más concentrada en los exámenes (aunque aún me queda bastante tiempo).

Este martes me fui a casa de mi tía a dormir porque iba a preparar pitas para cenar, que están buenísimas. Ahora, dudo del origen de la carne de aquello porque mi barriga se ha estado quejando un poco desde ayer por la noche… Pero nada grave. El miércoles me quedé a cenar también en su casa porque… *tatatachán* hice yo la cena. Con ayuda de mi prima, no me puse yo sola allí a cocinar. Hicimos Pasta con Pesto rojo y Pollo y de postre un Apple Crumble. No es porque lo hiciera yo, pero salió todo bastante bueno! Tengo algunas fotos del acontecimiento pero no se ve la comida, es sólo egopublicidad o algo así:

El postre antes de entrar al horno.

Cortando el pollo.

Haciendo cosas de postre.

No me mola nada que no se puedan poner las tres imágenes juntitas, pero bueno. Esa soy yo en plena preparación de la cena. No están ordenadas por orden cronológico.

Luego volví a casita con mi abuelo y me lavé el pelo y poco más. Y esta mañana por primera vez en muchos días no me despierta un repugnante escupitajo!! Ha sido mejor: un portazo. El nivel va subiendo. Y nada, me he levantado temprano (a las 8:30 para mí es temprano) y he desayunado, porque hoy quería volver al centro.

La niebla invadía las calles pero el bus fue capaz de llegar, y una vez allí fui a por mi principal objetivo:

Miam!!

Es una foto sacada de internez, obviamente, pero es igualito que el que me he comprado! Llevaba tiempo queriendo uno, y me ha salido más barato de lo que me pensaba gastar. Es una caja de esas para meter la comida y llevártela por ahí. Rosa, con fresas y se puede meter en el microondas. Qué más quiero en la vida. Nada.

Una vez conseguido el lunch box, me he recorrido como 3 Carrefours en vano porque en ninguno había un queso con verduras que quiere mi padre. Aún me queda por mirar en uno, a ver si en ese hay suerte, o como dice él, igual se está confundiendo y no busca eso. Da igual porque me sube la adrenalina cada vez que tengo que colarme por la entrada sin haber comprado nada porque no tienen salida sin compra. Te hace sentir criminar y culpable, como si estuvieras favoreciendo la crisis y el estancamiento de la economía, pero bueno.

Aluego me he paseado por la calle de las tiendas, pero no he comprado ropa. En la FNAC tampoco he comprado nada. Y a la salida… me he comprado un hamburgueso.

Esta foto merece estar más grande porque la he hecho yo y me ha quedado bastante bonita. La hamburguesa en cuestión es la Crispy Chili Cheese que ahora estan promocionando en el Quick, y como parecía guay y que picaba, he dicho: la voy a probar. Y luego le doy envidia a la gente. Así que la hamburguesa, que ahora descansa en paz en mi estómago, ha sido mi almuerzo. La verdad es que picaba. Prefiero las hamburguesas que no pican tanto. Tampoco es que picara una barbaridad pero picaba un poco y hasta tuve que beber agua. También tenía como mini patatas fritas por dentro, y queso queso y salsa picante. Yo le habría puesto pepinillos, pero eso es porque estoy enferma. Y nada. Estaba bien, pero para otra vez, me pido una que no pique. La comida que pica y las hamburguesas no deben juntarse tanto.

Esta es la foto de la hamburguesa según Quick. Que es mentira.

Y esta tarde he estudiado como una buena estudiante y ahora voy a ir a cenar en un rato porque ya me he hecho a los horarios de aquí, y mola más porque a veces hasta te da tiempo a almorzar o cenar dos veces. Son más listos de lo que parecen aquí, eh?

Este finde aún no sé bien lo que haré, pero el domingo por la noche tengo cena de Halloween en casa de mi tía, y se me ha ocurrido que debería disfrazarme, pero me va a ser difícil porque no tengo ropa para disfrazarme. Menos mal que soy muy creativa y que mucha gente me puede dejar ropa. O eso o voy de princesa con un vestido que me está grande. Princesa gorda. Princesa Quick.

Pues nada, espero que os vaya bien a todos y que seáis al menos la mitad de felices que yo.

Besis,

Raquel.

22 de octubre de 2012

Buenos días a todos!

Hoy traigo la historia de mi fin de semana y de la mañana de hoy. Empecemos:

Sábado 20: me levanto a una hora relativamente sana, hago cosas que ahora no recuerdo, almuerzo a eso de las 12:30 y para las 15:00 tenía que estar en el centro que había quedado con mi tía y mis primas. Llego sin ningún contratiempo y damos una vuelta. Fuimos a cenar al Pizza Hut (a las 16:00, todo un récord para mí!) y luego a las 17:00 empezaba la película (porque habíamos quedado para ir al cine pero se me ha olvidado ponerlo). Vimos la nueva de Tim Burton, Frankenweenie:

La peli estaba mona, aunque a mi prima le dio miedo en algunos momentos (yo también me asusté en algunas escenas). No está mal, muy en su línea de Timburton.

Después de la peli, vuelta a casita a descansar.

Domingo 21: me levanto de nuevo a una hora sana, y me encontré delante de mi puerta un panecillo y un croissant (mi abuelo que es amor). Había quedado con mi abuela para ir no demasiado tarde al Marché du Midi. Así que bus y metro y allí nos plantamos. La verdad es que tampoco es para tanto, es un mercado normal con muchísima gente y el triple o más puestos. Es verdad que te vendían CAJAS enteras de manzanas, zanahorias, verduras variadas a 1 € (si no les hacías caso te las intentaban regalar) y que tenía ofertas así buenas pero tampoco es para tanto. Hay mucha gente y te agobia bastante, pero si tienes un presupuesto limitado imagino que comprar ahí tiene que estar bien. Se veía muchos estudiantes que iban con las maletas para cargarlas de comida, cómico. Yo sólo compré huevos y carne picada. Ah, y si eres de buen ver, te hacen ofertas interesantes. Lo siento por las feas.

Por la tarde en principio iba a volver al cine con mi abuelo y mis compañeras de casa, pero como faltaba una al final no fuimos, me quedé estudiando. A la hora de la cena mi abuelo me ofreció ir a cenar comida china y no pude negarme, así que fuimos a un sitio donde se encargaba la comida, la compramos y volvimos para cenar. Yo pedí pollo con jengibre y ajo, y estaba buenísimo pero no veas cómo picaba el condenado. Me bebí 4 vasos de agua sólo con la cena. Luego seguí estudiando hasta tarde, porque quería acabar el tema, y a medianoche aproximadamente me acosté.

Lunes 22: hoy me han despertado bastante temprano unos ruidos poco agradables, he tenido instintos asesinos desde la cama y nada, me he levantado a las 8 y me he puesto a ver The Walking Dead. Luego me he quedado dormida 20 minutos, pero como quería salir a hacer unas compras, no he dejado que la pereza me pudiera más. He ido al Delhaize y al Carrefour y me lo he pasado pipa, veía tanta comida a mi alrededor que no podía evitar ser muy feliz. He comprado mucho chocolate y muchas tonterías, y hacía CALOR en la calle, se veía a la gente paseando en manga corta, hoy no es un día muy típico de otoño (o al menos no un otoño belga).

Como sé que os interesa mucho saber qué he comprado, os dejo unas fotos para que os recreéis y me tengáis envidia:

Chocolate popcorn y con Daim.

Más chocolate con Daim.

El chocolate con Daim ya lo he probado y está buenísimo. No sé cuánto me durará la tableta… Demasiado bueno.

Sushi y pollo.

No he podido resistirme a comprar sushi, este es del Delhaize y está mucho mejor que el del Carrefour, y además te hace animalitos en los dedos sin que te des cuenta. Buenísimo.

También  he comprado cosas para llevar ya  a España y que me acepten en mi casa (igual si voy con las manos vacías no me dejan entrar). Y yo sola he metido un pan en la máquina, se ha cortado y aún tengo cabeza, manos y pies que no están en rebanadas. No ha sido para tanto, aunque he tenido que montar el pan como si fuera un puzzle porque se me desmoronó al salir de la máquina. Pero pude con ello. Jo, qué de comida rica hay en el Carrefour…

Y nada más, para esta tarde calurosa tengo planeado estudiar y estudiar. Mañana y  el miércoles estaré fuera de casa, espero volver con cosas interesantes en mi lista de cosas hechas.

Besis,

Raquelita.

P.D.: hace calor.

¿Qué es eso brillante que entra por la ventana y no me deja ver?

18 de octubre de 2012

Buenas tardes!

Hoy traigo un post con fotos y cosicas que he fotografiado esta mañana, cosas monas porque me aburría un poco de dar vueltas y casi cualquier cosa me parecía divertida. Así que esta mañana me despertó el ruido de algún vecino podando los arbustos de su jardín, me enfadé y no pude seguir durmiendo. Una hora menos de sueño (y las estoy echando de menos…), me vestí y me fui a desayunar. A eso de las 10 y algo cogí el bus para irme al centro. Y me he encontrado estas cosas:

Niño maléfico.

1. El niño maléfico que quiere que compres todo su chocolate. O me odia, no estoy muy segura, pero como no me gustó su cara no compré nada.

Chocolate raro.

2. Chocolate con palomitas. La verdad es que cuando lo miro así pienso que no tiene que estar muy bueno, pero nunca se sabe… igual le doy una oportunidad (y me compro también el Milka que viene con trocitos de Daim, que le tengo ganas) y me gasto la paga en chocolate. Viva el chocolate.

Comida sana.

3. Tenía un antojo de pitas y patatas fritas que no podía con él, así que a mi estómago han ido a parar hoy. En realidad esto no me lo he encontrado, lo he tenido que pedir, pero ha valido mucho la pena porque estaba buenísiiiisisisimo y era además baratísimo. Y me lo he comido entero, me estoy portando bien!

Sushi del carreful

4. Otro antojo, la verdad es que cuando lo vi y me di cuenta de que estaba rebajado me puse muy contenta, no era ni caro…  Pero la verdad es que no está tan bueno como otros que he probado por aquí. Se deja comer, pero tampoco está como para tirar cohetes…

P4n.

5. Y… un regalo de mi abuela! Esto es algo que no conocía, es pan griego, y la verdad es que está bastante bueno. Es así como crujientillo y dulce, resultón resultón. En la tienda te dejaban comer todo el que quisieras gratis (siempre y cuando no te vieran coger más de dos veces) así que hemos aprovechado para comernos el postre allí.

Por cierto que hoy he descubierto cuánto vale la pena ir a un Carrefour gigante, a uno “Market” o a uno “Express”: unos 90 cent. de media. Cuanto más pequeño el sitio, más caras las cosas…

También me he comprado unos pantalones, porque me da vergüenza llevar los míos, se me han quedado enormes y se me caen, así que he tenido que comprar otros que no fueran tan decadentes. Y nada, me he paseado por la rue Neuve, por la Grande Place y por todas sus callecitas y aledaños y el domingo voy a ir al Marché du Midi. Si es guay, ya lo pondré aquí.

Ah, y para que también quede constancia de que soy una chica responsable, desde casi que llegué a las 15.30 hasta las 19.00 he estado estudiando. Y mirando vuelos a Budapest, pero eso es otra historia.

Hasta pronto y ciao!

P.D.: ha hecho muy buen tiempo hoy, 20ºC a la sombra (porque no había sol) y casi ni ha llovido!

 

15 de octubre de 2012

Buenas tardes!

Hoy vengo a hacer una entrada sin fotos porque me da pereza pasarlas del móvil al ordenador, buscar el cable, etc.

Así que si en algún momento necesito una foto, haré un dibujo y listo.

Comencemos por el día de ayer. Estuve en casa de mi abuela, tejiendo. Me voy a hacer una bufanda, por ahora es naranja y lila pero tengo la intención de ponerle muchos colores más. Es bastante divertido tejer, y no es complicado, así que puedo hacerlo hasta yo!

Mientras tejía sentada sobre la estufa de mi abuela, miré hacia la cortina y vi LA ARAÑA MÁS GRANDE que he visto en mi vida:

Tamaño real sin exagerar.

Era como del tamaño de mi mano. Horrible, asquerosa, repugnante, arácnida. Mi abuela la sacó al jardín pero por si acaso me alejé de las cortinas. Arañas aparte, vino mi primo pequeño, comimos raviolis de jamón, ensalada y por la tarde crepes hasta morir, creí reventar… Ah, la gula.

Y hoy he hecho varias cosas interesantes (al menos para mí, imaginad cómo es mi vida para que estas cosas sean interesantes):

- He puesto mi primera lavadora aquí. No he roto la puerta de la lavadora, no ha salido ni agua ni jabón por todas partes y ya está todo tendido secándose.

- He comido unos pinchitos de pollo Yakitori buenísimos… quiero comerlos el resto de mi vida.

- He probado otro tipo de dulces Milka. Son como unos bizcochos rellenos de chocolate y con pepitas de chocolate. Me encantan las cosas que venden aquí, es una lástima que sean tan caras…

Esta tarde he estado estudiando como una buena estudiante y ahora tengo que preparar la cena, devolver los huevos y lavarme el pelo. Qué prometedor.

Ojalá una invasión zombi pronto!!

Nada más, cuando vuelva a hacer cosas interesantes me pasaré por aquí a contarlas.

Besis,

Raquel.

P.D.: ya no hablo tanto del frío, ¿será que me estoy acostumbrando?

12 de octubre de 2012

Hola hola escarola!

Después de unos intensos días de enfermedad, visitas al hospital y medicación, hoy he salido de normal. He estado en el Salon de l’Alimentation aquí en Bruselas y aprovechando que al lado había como una especie de… salón de libros? o algo por el estilo, también he estado allí.

Desgraciadamente sólo hice fotos en el primero, en el segundo tenía las manos demasiado llenas:

Y bueno, realmente donde más cosas compré fue donde los libros, porque era ENORME y había muchísimas cosas muy baratas… así que sobres, postales, bolígrafos, libros y pegatinas han venido conmigo a casa desde allí. Ojalá hicieran cosas como esas en Málaga, me sé de mucha gente que sería muy feliz!

Después de eso ya estaba cansadísima así que hemos ido a hacer unas compras rápidas y a casa de mi tía que me había invitado a cenar; hemos cenado quiches, he hecho un Bob Esponja y un Capitán América de papel (en 3D muy molón, a ver si me envían las fotos) y luego con tol frío de vuelta a casa.

Se empieza a notar el otoño aquí…

Eso es todo, amigos, creo. Ya volveré otro día.

Que seáis felices y no paséis mucho calor!

Besis.